Crisalis para Trastornos Alimentarios

Foto por Benjamín Watson

 

 

 

 

 

 

 

 

Los trastornos alimentarios en el mundo

Millones de personas en el mundo viven afectados por algún trastorno alimentario,  los más comunes son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa.

Los trastornos alimentarios afectan al 90% de mujeres entre los 13 y los 23 años, aunque la edad de riesgo ha bajado a los 9 años. Los TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria) afectan a 4 de cada cien mujeres entre los 13 y los 23 años, y a uno de cada 100 hombres.

Según el ABC, en España en el 2003 había más de un millón de afectados de TCA (22-09-2003).

Existen 7 millones de mujeres y un millón de hombres en el mundo con TCA según Carmen Gloria Quiroz, psicóloga y coordinadora de Psicología de la Universidad de Las Américas.

El índice de muertes por anorexia alcanza el 20% de las cuales una quinta parte es por suicidio -un índice de suicidios 200 veces mayor que la media.

Cada año crece la cifra de personas afectadas va aumentando y la el año de riesgo a padecer un trastorno alimentario va decreciendo.

Muchas de las psicoterapias actuales se centran en la mente y en tratar las consecuencias de los trastornos alimentarios, aunque cada vez más algunos hospitales están implementando las terapias psicocorporales, la danzaterapia y la arteterapia a sus tratamientos.

¿Qué hay detrás de un trastorno alimentario?

Hay miles de factores que causan un trastorno alimentario y las circunstancias de cada persona son únicas. En general detrás de un trastorno alimentario se esconde la carencia de amor, soledad, falta de confianza, falta de autoestima, dolor, rabia, miedos, rechazo a lo femenino y a los masculino, modelos inalcanzables, etc, que además pueden ir o no acompañados de traumas como abusos sexuales, violencia, maltratos físicos/psíquicos, abandono, padres ausentes, padres asfixiantes, y un sin fin de factores más.

La sociedad también condiciona con sus exigencias de perfección, belleza, rigidez, moralidad y competitividad, fruto de su propia desconexión con la verdadera naturaleza humana.

La comida forma parte de nuestra relación con el mundo. Nuestra primera relación estrecha fue con la madre a través del pecho. Nuestro primer alimento, la leche materna, no era únicamente alimento físico sino también nos proporcionaba la seguridad emocional que necesitamos para vivir. De ahí que la comida esté tan íntimamente relacionado con nuestras emociones e impresiones que recibimos a nuestro alrededor. Una persona con trastorno alimentario proyecta en la comida sus conflictos internos puesto que le supone más fácil gestionar la comida que no sus conflictos internos.

La apuesta de Crisalis™

La clave para curar los trastornos alimentarios es conectar a las personas con sus cuerpos, el lugar donde el dolor y la desconexión se produjo.  En el cuerpo se encuentra la fuente de curación y de liberación como también la clave para encontrar la alegría y la felicidad.

Por ello he creado Crisalis™, una terapia corporal artística para ayudar a las personas que sufren trastornos alimentarios a descubrir su propio poder para sanar. Crisalis™ está basado en mi propia experiencia con la anorexia nerviosa fruto de los abusos sexuales que padecí en mi infancia y adolescencia.

Crisalis™ sigue un enfoque holístico que combina danza, movimiento, yoga, relajación, meditación, psicología transpersonal y otras técnicas creativas.

Objetivos 

  • Involucrar a la persona con trastorno alimentario en su propio proceso de curación y ayudarle a descubrir su propio poder de sanación.
  • Ayudar a la persona a conectar con el cuerpo físico, emocional, mental y espiritual, resultando en una mayor conciencia corporal y en una mejora de su salud física y mental.
  • Desarrollar en la persona una buena autoestima, confianza plena y seguridad en ella misma, así como amor y respeto por su cuerpo.
  • Establecer una relación buena, saludable y placentera con la comida.
  • Facilitar la comunicación y la liberación de emociones y conflictos no resueltos, así como de los deseos, necesidades y sentimientos de la persona, a través de la danza, el movimiento y la creatividad.
  • Ayudar a la persona a descubrir y desarrollar su creatividad.
  • Despertar la risa, la alegría y felicidad para rescatar y sanar a su niño interior.

 ¿A quién va dirigido?

Crisalis™ se dirige tanto a personas que sufren actualmente algún tipo de trastorno alimentario como a aquellas que ya han superado la enfermedad y quieran continuar con su crecimiento personal.

No se necesita ninguna experiencia previa en danza ni una condición física especial.

Crisalis™ es coadyuvante de las terapias tradicionales. No busca reemplazarlas, sino hacerlas más eficaces y contribuir a una sanación integral y definitiva.